QUINTO DE EBRO Y SU MUSEO DE LAS MOMIAS

POR EMNMM

En el número 59 de Es Madrid no Madriz Magazine, de septiembre del año pasado, entrevistamos a Mercedes González, directora del Instituto de Estudios Científicos en Momias, quien nos adelantó en una interesantísima entrevista, la noticia de la inminente apertura del Museo de las Momias, el primer museo de estas características en España, que se encuentra ubicado en la localidad aragonesa de Quinto de Ebro. Un año después de esta entrevista, este fascinante museo ya es una realidad tras la apertura al público de sus instalaciones.

Quinto de Ebro es una de las muchas poblaciones de la provincia de Zaragoza que conservan un patrimonio cultural único. En este municipio, se encuentra la antigua iglesia de de la Asunción, conocida popularmente como “el Piquete”. Este templo, muy dañado durante la Guerra Civil, es una construcción del siglo XV que, pese a los graves daños sufridos durante la contienda, la posterior desacralización y los múltiples usos que ha tenido este templo durante décadas, ha mantenido intactos algunos de sus valiosos elementos arquitectónicos.

En las últimas décadas, tras ser incoado el expediente de declaración como monumento histórico artístico, “el Piquete” fue sometido a varias campañas de restauración con el objetivo de poner en valor este monumento y convertirlo en un centro de interpretación del mudéjar en Aragón.

El Piquete - Museo de las Momias de Quinto 4  antes remodelación copia.jpg

Fue en el año 2011, cuando se pretendía instalar un sistema de calefacción, cuando la iglesia sorprendió a todos gracias al hallazgo de casi un centenar de momias del siglo XVIII al XIX en perfecto estado de conservación. Desde su descubrimiento, las momias han sido examinadas, estudiadas y restauradas por personal cualificado, entre ellos, Mercedes González, la directora del Instituto de Estudios Científicos en Momias, quien ha realizado un minucioso y fantástico trabajo “dando voz” a unas momias que nos “hablan” de su pasado que es, en definitiva, nuestro propio pasado.

Las momias de Quinto de Ebro fueron conservadas de forma natural, en ellas no se realizaron tratamientos de momificación, simplemente, las condiciones de sequedad y una temperatura estable evitaron la putrefacción de los cuerpos, manteniéndose intactas a lo largo del tiempo.

Captura de pantalla 2019-09-30 a las 20.20.57.png

En el templo se hallaron 72 individuos, de ellos 22 se encontraban momificados, aunque solo 15 han sido los seleccionados para su exposición por ser los que mejor conservados estaban. Son las momias de ocho niños y siete adultos, mujeres y hombres. Todas ellas en un estado magnífico de conservación y ataviadas con diferentes mortajas, que han servido para visualizar con nitidez, el pasado antropológico y cultural de esta región de España. Como era de esperar, las momias, que se encuentran ubicadas en la capilla de Santa Ana del templo, se muestran al público en su contexto histórico, huyendo en todo momento de la tentación de presentarlas como si de una atracción de feria se tratara. Aunque hace mucho tiempo que dejaron de ser personas, las momias fueron personas en su día, por eso, el respeto ha sido una de las máximas a la hora de crear este museo.

El Museo de las Momias de Quinto es un museo único en España porque no existe otro de estas características. Es, además, un proyecto que se podría calificar como un trabajo de esfuerzo colectivo, pues tanto el Consistorio, principal promotor de este museo, como los propios vecinos de este municipio, han colaborado de diferentes formas a la materialización de este fantástico proyecto.


Fotos: Cortesía de Mercedes González


www.momiasdequinto.es